4 días en La Paz, una aventura mágica e inesperada

1628411896 4 dias en La Paz una aventura magica e inesperada

La mayoría de las ocasiones en las que se planea un viaje cara un sitio que se ignora por completo y en el que solo se han conseguido percepciones muy generales sobre exactamente el mismo, resulta sencillísimo idealizarlo y dar por cierto que solo se van a conocer ciertas peculiaridades como el tiempo, el platillo habitual, el género de hotelería, etc.

Evidentemente es de enorme utilidad conocerlo, en tanto que funge como un preámbulo de lo que se está por probar y de este modo poder, con cierta antelación, trazar algún género de recorrido que deje al viajante optimar su tiempo.

¿Qué ocurre en el momento en que un viaje excede las esperanzas proyectadas?

El presente documental es una experiencia vivencial en la urbe de La Paz, capital del estado de Baja California Sur, dicha experiencia creó un enorme impacto en la percepción que tenía anteriormente del destino, en tanto que, el único objetivo en un principios era conocer la simbólica Playa Balandra.

Hongo de Balandra; simbólica capacitación rocosa.

El viaje se estructuró de 3 noches y 4 días, en los que se consiguió ser participante de experiencias que no estaban contempladas en un inicio. 

Día 1

Llegada al destino y empezar a empaparse de todo cuanto acarrea el estar en un sitio anhelado. Para llegar a La Paz desde la Urbe de México, es preciso tomar un vuelo, la duración aproximada es de 2 horas.

A la llegada ya estaba listo el servicio de traslado contratado anteriormente. Se aconseja contratar el servicio de transportación una vez estando en el aeropuerto en tanto que el costo es más alcanzable (se cotizó el servicio de uber) que reservarlos en línea hasta en un cuarenta%. La distancia para llegar a la zona hotelera desde el aeropuerto es de treinta y cinco minutos más o menos.

Previo a la llegada a La Paz, se estableció contacto con una persona que se transformó en el factor esencial a fin de que el viaje se transformara en esa experiencia fuera de lo planeado: Ernesto Jáuregui, quien con mucha afabilidad se desempeñó como un magnífico guía local.

Una vez que se efectuó el check in en el hotel, la primera actividad fue gozar de la playa como primer encuentro con el Mar de Cortés. Más tarde, llegada la tarde, comenzó la aventura con la primera actividad no planeada: el ascenso a los cerros para poder admirar las turquesas aguas de las primordiales playas del destino desde una perspectiva de altura.

El camino tuvo una duración aproximada 2 horas ya contemplando ida y vuelta desde el hotel, la duración del ascenso es de cuarenta minutos a un ritmo relajado. Cuando se está a esa altura, se pueden observar los contrastes del paisaje yermo con el mar. Un valor agregado es exactamente subir por la tarde para gozar de este modo, de una imponente puesta de sol en donde el mar y el desierto son los convidados de honor.

Recomendaciones: 

  • Tener espíritu de aventura
  • Llevar alguna bebida hidratante
  • Ropa cómoda
  • Tenis o bien calzado para senderismo
  • Cámara fotográfica

Día 2

Playa Balandra. Hoy día en tiempos de pandemia, Balandra sostiene un aforo limitado a ciento treinta personas al día, con lo que la recomendación es llegar lo más temprano posible para poder entrar. En este viaje, se contrató el servicio de uber ($200 viaje fácil) y el arribo fue a las 05:30 am. Ya había una fila inacabable de autos aguardando la apertura.

Si se es amante de la naturaleza y la calma, esta playa es ideal para el perfil en tanto que al instante de poner un pie en Balandra esa sensación aun de misticismo, rodea el cuerpo de emociones comparables a encontrarse consigo. Es esencial llevar comestibles y bebidas puesto que en la zona no existen establecimientos puesto que se busca preservar el enfoque virgen de la playa.

Te puede Interesar  20 ideas para unas vacaciones en una granja

La segunda actividad fuera del esquema, se provocó al instante de estar frente a frente con las playas aledañas a Balandra, playas vírgenes ocultas entre los cerros y el desierto en donde la bienvenida es proporcionada por unos especiales cangrejos desplazándose de forma libre por su territorio. Gozar el agua fresca, turquesa y verde del mar tras una travesía por el desierto a elevadas temperaturas, es confortante para el espíritu.

Para terminar este día y como tercera actividad improvisada bastó con escalar el Cerro de la Calavera situado en la zona hotelera, llamado de este modo, por la especial forma que presenta su estructura, que visto desde diferentes perspectivas, luce exactamente como una calavera. La subida es fácil, no obstante se aconseja tener condición física en tanto que el terreno es quebrado y las piedras podrían causar algún resbalón.

Puesta de sol desde el Cerro de la Calavera
Puesta de sol desde el Cerro de la Calavera.

Ya en la cima, lo que prosigue es quedarse sin mucho qué expresar con palabras, la panorámica de la urbe con el mar como fondo e incluidas ciertas embarcaciones produce una gran carga de energía positiva para volver a reposar tras un día lleno de emociones.

Día 3

Dunas El Mogote. Desde las 5:30 am se emprendió la cuarta actividad ocasional para poder llegar a contemplar el amanecer desde las dunas de arena que asimismo tienen como testigo de aventuras una enorme playa grisácea y sosegada decorada vanidosamente con conchas y piedrecillas. Las mañanas son frías con lo que se aconseja al visitar la zona, llevar algún jersey ligero y alguna bebida caliente. En un caso así, un té en termos fue el compañero de experiencia.

En Dunas El Mogote
Playa El Mogote.
Sandboard en Dunas El Mogote
Sandboard en Dunas El Mogote.

Una vez los rayos de sol expuestos, se comenzó con el sandboard, un deporte extremo que consiste en hacer descensos veloces sobre la arena sujetándose en una tabla semejante a la de surf. Esta experiencia activa se ejecutó con fortuna sin ningún género de accidente.

Posteriormente, la visita al  manglar para contemplar la diversidad de especies de vegetación y fauna yermas y acuáticas fue un deleite para finalizar la radiante mañana. Pasear sobre el lodo, producto de la humedad cuando baja el nivel de agua, asimismo fue una actividad lúdica que se acompañó de instantes muy entretenidos.

En Dunas El Mogote
Manglar El Mogote.
Caminando en el Manglar El Mogote
Caminando en el Manglar El Mogote.

Para terminar el recorrido, fue preciso separarse del manglar para poder entrar a otra playa ya con tonos turquesas y fina arena que envolvían el entorno en una nostálgica despedida. Escalar una pequeña embarcación atracada y descuidada en la playa no resultó indiferente.

(*4*)
Amanecer en Playa El Mogote.

Día 4

Traslado al aeropuerto para abordar aeroplano con destino a Urbe de México.

Descrito el recorrido de viaje, no se deja sitio a duda de que la auténtica “magia” se puede crear en muchas ocasiones de forma inesperada. Se exhorta a todos aquellos viajantes, eminentemente a los que tienen ese espíritu de aventura, a no dejar pasar las ocasiones, a tener siempre y en toda circunstancia esa predisposición para aprender, de romper esquemas y de verse inmersos en su totalidad en esa actividad que cualquier persona llama viajar, mas que los más apasionados podemos llamar: “creación de sueños”.

No deseo cerrar este artículo sin dar las gracias de manera profunda la cooperación de mi ahora amigo Ernesto Jáuregui en tanto que sin su dirección, estas experiencias no hubieran podido efectuarse. La actitud cálida y hospitalaria como una parte de su personalidad, creó la necesidad de reiterar este viaje a futuro, posicionando una vez más la idea de que viajar es la mejor inversión.

Siempre he expresado que no importa si alguien no desea aventurarse contigo, viajar en solitario es una ocasión para hacer las paces con el interno y siempre y en toda circunstancia existe la posibilidad de que alguien se incorpore a tu camino.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información