6 formas de romperle el corazón a un turista

1641137917 6 formas de romperle el corazon a un turista

Como la conocemos, prestaciones de servicio Presentan una serie de peculiaridades particulares que complican su comercialización frente a la mercadería.

Su calidad intangible es un reto para las compañías y los destinos que requiere adoptar estrategias, invertir en publicidad, promover el marketing boca a boca y también incorporar tecnologías para motivar al turista y alentar su elección y elección. el hecho de que el producto se consuma al tiempo que se genera. A diferencia de los recursos materiales que adquirimos y consumimos en otro sitio o bien en otro instante, esto no es posible con servicios de viaje, siendo asimismo el distribuidor partícipe en el instante del consumo.

Como si estas 2 particularidades no fuesen suficientes para encarar los desafíos, resulta que los servicios son variables. Por factores externos y también internos, es bastante difícil que un mismo servicio se replique en diferentes ocasiones con exactamente las mismas peculiaridades.

Además, los servicios turísticos no se pueden almacenar. Cuando se acuerde su consumo para una data y hora específicas, estos asientos o bien asientos no vendidos no se pueden guardar para su siguiente reventa. Este es el motivo de las ofertas. último minuto o bien campañas promocionales, puesto que los productos que no se vendan formarán una pérdida para la compañía.

Es esencial que la dirección de las organizaciones turísticas preste mucha atención a estas particularidades, por el hecho de que perder de vista alguna de puede marcar la diferencia entre el éxito y el descalabro.

Sin embargo, como estas peculiaridades afectan la administración de las organizaciones turísticas, asimismo influyen en la experiencia turística, que puede romperles el corazón.

Tras entrevistar a múltiples viajantes usuales sobre el tema, hallamos que las primordiales causas de decepción entre los turistas son las siguientes:

1. Una gran diferencia de coste para turistas y residentes, en especial en el transporte

Independientemente del coste en todos y cada urbe, estado o bien país, y dada la repercusión del tipo de cambio en todos y cada caso en particular, es una realidad que aterrizar, salir del aeropuerto y también procurar llegar al taxi del hotel semeja ser un lujo. Y se dejan fuera variables como el nivel de costes y el tipo de cambio, puesto que este lujo se percibe cuando, poquitos días después, el mismo individuo hace el mismo viaje en sentido opuesto y cuesta menos de la mitad.

2. Tasas turísticas

Los que nos formamos y trabajamos en el campo sabemos que los impuestos turísticos tienen un propósito y le toca al Estado invertir de nuevo estos fondos en el desarrollo local. Cumplir o bien no es tema de investigación para otro artículo, mas la realidad es que a los turistas les molesta bastante percibir que reiben un trato diferente en las tarifas.

3. Ser visto como un extraño y sentir que solo desea quedarse con nuestro dinero.

Muchos viajantes dedican tiempo en su viaje para acudir a una feria de artesanía y querer, y por qué razón no adquirir, los productos artesanales habituales de la zona. Querer la belleza y la artesanía de cada profesión se vuelve aburrido si siempre y en toda circunstancia hay alguien hablando contigo, dándote costes y promociones, o bien en ciertos casos aun demandándote.

Está claro que el turismo es un motor de la economía y todo el planeta desea lograr una tajada de ese dinero que llega al destino, no obstante, estas actitudes pueden terminar afectando la experiencia turística, ocasionando en último término nada para adquirir. Esta situación está relacionada directamente con la característica de variabilidad y podría manejarse apropiadamente si la comunidad pudiese participar más activamente en la actividad turística.

Te puede Interesar  Amealco y la dulzura de su muñeca artesanal

4. Que el registro en el hotel así sea por la tarde o bien aun por la tarde

Aquellos de que estamos familiarizados con la administración hotelera sabemos que las reglas del hotel tienen una razón. En un caso así, la pretensión es planear la producción del servicio, teniendo suficiente tiempo entre el horario de la para verificar y el registro. Esto deja tiempo preciso a fin de que el personal deje las habitaciones en estupendas condiciones. No obstante, asimismo influye en la planificación de viajes y el empleo del tiempo de los viajantes.

Para eludir que este factor influya de manera negativa en la experiencia del viaje, muchos hoteles dejan dejar el equipaje en recepción hasta el momento en que la habitación esté limpia, regulan la hora de llegada con anticipación para procurar prepararlos con anticipación o bien dejarle hacer el registro ya antes si la habitación no fue desocupada el mismo día. Estas estrategias están de forma directa ligadas a una adecuada administración de la variabilidad, puesto que procuramos ofrecer un servicio adaptado.

5. Que los servicios ofrecidos no son los prometidos

Situación de forma directa vinculada a una mala administración de las peculiaridades de intangibilidad, inseparabilidad y variabilidad.

6. Que el atrayente que motiva el viaje no esté libre o bien que la experiencia no cumpla con las expectativas

Las diferencias entre un paisaje libre de polución, que transmite paz y calma, semejan desvanecerse cuando llegamos. Los contingentes de turistas que invaden todo el sitio, las voces fuertes que te impiden conectarte con la naturaleza, la basura donde no debería haber y la música en la playa que impide oír el sonido del mar son factores que inciden en el logro de Esperanzas. No obstante, es todavía más triste que el sitio primordial que deseabas visitar esté cerrado, o bien se acabe el cupo diario y vuelvas a casa sin poder satisfacer la necesidad que impulsó el viaje. En este último caso, el enfrentamiento se encuentra en fallas de comunicación en el canal de marketing.

La administración responsable del turismo siempre y en toda circunstancia se fundamenta en una palabra: equilibrio. Equilibrio entre conservación y empleo, entre lo que se vende y lo que se ofrece, entre coste y calidad.

El corazón roto de los turistas puede, a la larga, producir un efecto rebote, incidiendo en la reputación de la compañía o bien del destino, y en consecuencia, en las ventas, complicando exponencialmente esta situación a largo plazo. No obstante, asimismo se pueden eludir. Una administración esmerada y responsable del turismo contribuirá a conseguir el equilibrio que fortalezca los efectos positivos del turismo y favorezca a todos y cada uno de los actores que integran el sistema.

¿Le han roto el corazón mientras que viajaba?

comentarios

comentarios

(*6*)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información