Colores y Sabores de América: Lima, riqueza cultural y gastronómica

Empezar a redactar estas líneas no es moco de pavo, pues muchas son las emociones que se apoderan de mí por una experiencia tan espléndida y, por otra parte, está la duda de si esta historia puede asistirte. viaje ha significado para mí, el que seguramente jamás voy a olvidar.

Sabiendo que a Dios gracias había sido escogido para participar en un tour gastronómico en la ciudad de Lima, y ​​a medida que se aproximaba el enorme día de la partida, medité sobre mi relación con los aeroplanos que, hasta ese instante y por una experiencia anterior, ocasionaba el terror. Tal vez muchos de ya hayan tenido la ocasión de volar, mas para los que todavía no lo han hecho, les puedo asegurar que es fantástico ver a más de tres mil metros sobre el nivel del mar, lo grande, precioso y débil que es nuestro mundo; allá comprendí que si los humanos son capaces de hacer cosas fantásticas como criar un "pájaro de hierro", asimismo son capaces de salvar nuestro planeta moribundo ... ¿o bien no?

Atónita, no pude medir la fantástica ocasión que tenía de poder empaparme de los colores, los olores y los sabores de un país afable y fácil, mas sobre todo millonario en riqueza cultural.

Después de haber superado de manera exitosa mi primera prueba en el vuelo de Puerto Montt a Santiago de Chile, volví a aguardar la otra que me llevaría a tierras incas; Prácticamente sin darme cuenta ya las 4:55 am del miércoles veinticuatro de julio, despegué cara lo impensable y, conforme el aeroplano ganaba altura y se distanciaba de Chile, un nudo en la garganta acompañado de fuertes palpitaciones cardiacas auguraba una experiencia completamente espléndida. .

Un simple desayuno y un increíble amanecer desde el aire por último me recibieron en el cielo peruano; un prólogo de forma perfecta divino de todo cuanto nos espera. Entre ciertas nubes y prácticamente a punto de aterrizar, se veían meridianamente ciertos navíos "protegiendo" la costa y, como el reloj marcaba las 8:30 am, aterrizaron felices en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

Cuando bajé me sentí como un pequeño, no tenía palabras y mi corazón latía "lleno"; Ya era real, ante mis ojos me aguardaba un país fantástico lleno de sorpresas. A esto se sumó, y para añadir todavía más emoción, el tráfico de muchas delegaciones deportivas que asistieron a participar de los Juegos Panamericanos que pronto se inaugurarían.

Después de unas tres horas de viaje en autobús organizado por el equipo organizador del prensa familiar (Consejo Gastronómico del Perú), llegamos al balneario de Punta Negra. Un mar rugiente abrazó sus vastas y solitarias playas de arena blanca, sencillamente, mas estupendamente, una eterna sensación de calma y bienvenida.

Parque acuático
Parque acuático.

Como ese día, el comienzo de los tours no estaba programado y, naturalmente, asimismo con el almuerzo, había que empezar a saborear la exquisita cocina peruana. Entonces, caminando unas cuadras del albergue, llegué al restorán habitual "El Pez Dorado". Sitio sencillísimo, mas limpio y bien pertrechado. Para quienes han tenido la ocasión de visitar el norte de nuestro Chile, este sitio es muy afín a los que existen, por poner un ejemplo, en Antofagasta.

Después de unos minutos de dudas, preguntas, preguntas sobre qué comer (y estimando que un menú se compone de dos platos), me decanté por el exquisito "Ají de Gallina" y la "Sopa de Pollo". Olores, texturas y sabores que no puedo describir en estas líneas, mas te invito a completamente que los pruebes cuando visites estas tierras ... pues no es exactamente lo mismo comerlos en otro país que no sea Perú.

Mientras desembalaba mi maleta y "luchaba" con mi activación de Itinerancia No me di cuenta de que había llegado el momento de comienzo del coctel de bienvenida. De manera rápida bajé las escaleras para percibir afectuosamente un bocadillo tapado con una refrescante copa de la exquisita bebida nacional "Inca Kola", mientras que el presidente de la junta, Marco Sánchez, afirmaba unas palabras. Se hacía tarde con lo que entonces de unas breves y tímidas conversaciones, decidí irme a reposar muy temprano el jueves para iniciar la tan aguardada aventura en tierras incas.

Un día señalado lleno de emociones empezó cuando el reloj dio las seiscientos treinta de la mañana y con la salida del autobús cara el histórico puerto del Callao. Un recorrido de más o menos cincuenta y ocho quilómetros (dirección sur / norte), por la Carretera Panamericana Sur, que por su parte conecta en una gran parte con la Carretera 1S.

A su llegada, una delegación municipal y distintas autoridades encabezadas por el Directivo de Educación, Cultura y Turismo del Callao, Miguel Arrese Mattos, nos han reservado en el Centro Cultural de la Juventud, una emotiva acogida en algo más que un puerto comercial, puesto que el Callao es indudablemente un sitio que disfruta de un fuerte potencial turístico tanto por su arquitectura como por su apreciado patrimonio histórico.

Cuando nos fuimos nos quedamos sorprendidos por la música, los desfiles, los escenarios y los colores colorado y blanco por todos lados que adornan y dan vida a las calles, mientras que el Perú se preparaba para festejar sus fiestas patrias. Todo este fantástico entorno acompañó una de las primeras paradas obligatorias de este tour; Goza de un exquisito emparedado de plata con cebolla morada para desayunar en el habitual y también histórico restorán de Rovira, con una genuina tradición chalaca (a propósito, completamente aconsejable).

Personalmente, creo que no estaba listo para visitar el próximo sitio; y es que este lugar guardaba parte de una historia común entre naciones que jamás debieron haberse alejado; esa parte de la historia que como pequeños los libros y los maestros te inculcan a tu antojo. Fue para enfrentarse a una versión completamente opuesta a la famosa, mas que a pesares de ello no tiene grandes matices y, por si no fuera suficiente, tienen mucho cariño y respeto; Me refiero particularmente al hermoso marcador de situación que recuerda a la Guerra del Pacífico en el Museo Naval del Perú.

Muestra gastronómica (Foto de Causa Limeña)
Exposición gastronómica (Fotografía de Causa Limeña).

Al entrar mis emociones ya estaban a flor de piel, pues de manera inconsciente sabía que iba a descubrir de nuevo lo que marcó a las generaciones; qué absurdos nos han hecho olvidar nuestra esencia humana y nuestra fidelidad entre pueblos hermanos que sorprendentemente tienen muchas cosas en común ... Nosotros estúpidamente afirmamos que "ganamos", afirman no obstante "pelearon con honor", mas pese al hecho que los 2 países se escondieron algo, lo cierto es que jamás debió haber sucedido. El día de hoy, después de esta fantástica experiencia, estoy persuadido de que solo somos "hermanos luchadores" que en algún instante (espero que pronto) lo compensen por siempre.

Un interesante camino por sus calles llenas de cultura y color; un entretenido recorrido por la urbe en un autobús turístico de 2 pisos sin techo que en ocasiones nos fuerza a agacharnos para no golpearnos la cabeza con los cables en la calle; un delicioso y apabullante almuerzo bufé en el restorán Challwa situado en Brown Walk; una venerable convidación a cubrir y presenciar la llegada de la antorcha olímpica que desató los Juegos Panamericanos Lima dos mil diecinueve en la espléndida fortaleza militar del Real Felipe y, justa parada en el alucinante campo libre de Acantilado, marcó el fin de una absoluta , día completo y también sin duda imborrable.

De regreso en el autobús a nuestro destino de reposo en Punta Negra, mis ojos relucieron al rememorar lo que había pasado. Estoy persuadido de que cuando las experiencias exploran todos y cada uno de los sentidos de nuestro ser, duran eternamente no solo en lo superficial, sino más bien asimismo en lo más profundo de nuestro corazón.

Esta historia apenas empieza, puesto que es la primera parte de la fantástica aventura que Dios y el destino me han tolerado vivir.

comentarios

comentarios

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Colores y Sabores de América: Lima, riqueza cultural y gastronómica puedes visitar la categoría Blog.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información