¿Cómo minimizar la estacionalidad de un destino?

Minimizar la estacionalidad siempre y en todo momento ha requerido sacrificios fundamentales. En ocasiones aun insistimos y nos frustramos combatiéndola en destinos diseñados por poner un ejemplo con buen tiempo, y como es lógico siempre y en todo momento padecemos la apabullante contestación del mercado cuando no ofrecemos alternativas atractivas.

Combinar múltiples ideas en torno al término y actuar con táctica y estrategia es una opción alternativa conveniente y lo razonable sería captar más clientes del servicio y reducir las sombras en las tarjetas de ocupación. Mas todos sabemos que prolongar las estaciones es un objetivo muy complejo que nos fuerza a reinventarnos continuamente, no solo para minimizar la estacionalidad, sino más bien para no pierdas cuota de mercado.

La competencia de verano es durísima y tenemos contendientes que, con armas propias, tienen la ventaja de estar más cerca de los mercados de origen y subirnos el listón día a día. No obstante, hace unos años alguien comprendió que esta situación ponía en riesgo continuamente su negocio y decidió mudar el tapete de la mesa en sitio de jugar con la misma baraja una y otra vez, y también importó un término triunfante a los Estados Unidos: complejos de empleo mixto basados ​​en la propiedad compartida.

Índice
  1. Complejos de empleo mixto
    1. Esto significa:
    2. Las ventajas de este modelo de desarrollo se pueden ver tanto en la redistribución de unidades en el hotel como en el desarrollo de objetos próximos al hotel:
    3. Por último, resaltar ciertos datos del informe "La Industria Europea del Tiempo Compartido dos mil ocho" preparado por el Instituto de Investigación en Turismo y Viajes de la Universidad de Nottingham:

Complejos de empleo mixto

La propuesta de estos complejos se manda de manera directa al usuario y el mensaje mandado es "Juntos lograremos las vacaciones que verdaderamente quieres".

Esto significa:

  1. Convertimos al usuario en nuestro asociado sin pasos intermedios.
  2. Superamos los más altos estándares de calidad. Esto puede parecer una utopia al comienzo, mas baste decir que el modelo tradicional de salir al mercado de año en año para hallar un nuevo usuario es considerablemente más costoso que sostener un usuario leal.

Por lo general, muchos de estos complejos no se dedican solamente a la propiedad común. Existen abundantes ejemplos de hoteles y también inversiones inmobiliarias que han destinado ciertas de sus habitaciones y pisos a este empleo. Este empleo con su diferentes perfiles de trabajo, frecuentemente ofrece una forma económica de hacerlo. capacidad infraproductiva.

El veintiseis con tres% de todos y cada uno de los habitantes vive en España Complejos comunitarios de recursos en Europa. En Canarias hay un cuarenta% de estos complejos, mas si charlamos asimismo en número de unidades (habitaciones de hotel o bien pisos) es del cincuenta%.

"El cincuenta% de los complejos inmobiliarios de España están en Canarias".

De ahí la popularidad de Islas Canarias Como destino de viaje común, es evidente tanto en el número de complejos como en el número de unidades por complejo dedicado.

Muchos operadores han tomado una resolución Desarrollo de propiedad común de manera conjunta con alojamiento hotelero tradicionalDe ahí su designación como complejos de empleo mixto, y han probado ser una fórmula ideal para combatir la estacionalidad en Canarias, con el fin de robustecer los complejos que los usan en tiempos de inseguridad y recesión.

Las ventajas de este modelo de desarrollo se pueden ver tanto en la redistribución de unidades en el hotel como en el desarrollo de objetos próximos al hotel:

  1. El hotel ya tiene una base de clientes del servicio establecida y estos son clientes del servicio potenciales para campañas de marketing para el complejo comunitario.
  2. El hotel se puede usar como base para acomodar a clientes del servicio potenciales para "tours de demostración" a través de campañas de marketing convenientes.
  3. Las instalaciones del hotel, particularmente el restorán, el bar y probablemente las instalaciones deportivas, pueden servir a las unidades comunes sin gastar capital auxiliar en el nuevo edificio.
  4. Además, los servicios hoteleros existentes pueden rentabilizarse más si se usan para unidades comunales. Todas y cada una de las funciones existentes de limpieza, lavandería y mantenimiento pueden gozar de estos beneficios de productividad. Por ende, la creación de capacidad de propiedad compartida agregada a un desarrollo hotelero existente puede añadir una rentabilidad económica auxiliar significativa al hotel.
  5. Ajuste en fases [incorporando módulos de 10 / 20 / 30 unidades cada vez] Es muy, muy diferente a edificar y llenar un hotel de 250/300 unidades hasta el momento en que se pueda poner en funcionamiento una fuente de ingresos. La subcontratación y trasferencia de fondos hace que los índices de ingresos internos sean más atractivos.
  6. No debemos ir continuamente a los mercados en busca de clientes del servicio que sean clientes del servicio en copropiedad vuélvanse nuestros asociados que planteen el término al límite exponente de la fidelización.

Por todas y cada una estas razones, entre otras muchas, planteo la propiedad compartida como una opción alternativa prudente para combatir la estacionalidad. Como es lógico, no es una fórmula mágica, sino requiere un empleo intensivo con recursos muy frecuentemente escasos en el mercado.

Por último, resaltar ciertos datos del informe "La Industria Europea del Tiempo Compartido dos mil ocho" preparado por el Instituto de Investigación en Turismo y Viajes de la Universidad de Nottingham:

  1. La industria común europea gastó tres mil doscientos millones de euros en dos mil siete.
  2. Los copropietarios europeos gastaron más de mil seiscientos millones de euros en vacaciones, más novecientos cincuenta y siete millones de euros en compras a los copropietarios y seiscientos dieciocho millones de euros en cuotas de mantenimiento.
  3. El gasto medio por viaje (o bien vacaciones) en dos mil siete por familia fue de mil quinientos ochenta y ocho €, primordialmente en restauración, alquiler de vehículos, parking y gasolina, comibles, regalos, souvenirs y ropa.
  4. En términos de empleo, un total de setenta puestos de trabajo han sido ocupados de manera directa por la industria del tiempo compartido.
  5. El ochenta y seis con seis% de los usuarios afirmó estar satisfecho con sus vacaciones y el cincuenta y cinco,6% muy satisfecho.
  6. El 32,2% de los usuarios europeos se encuentran en sus países de origen, 2 tercios en el extranjero.
  7. La edad media de los usuarios europeos es de cincuenta y cinco años.

SI ESTÁ INTERESADO EN FORMARSE EN EL ZONA DE TURISMO, DESCUBRE NUESTROS PROGRAMAS Y EXPERIENCIA GRADO EN TURISMO EN CEUPE.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo minimizar la estacionalidad de un destino? puedes visitar la categoría Blog.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información