El largo camino hacia ser profesor de hotelería

el largo camino hacia ser profesor de hoteleria

Nuestro entrevistado, Pablo Losada, es profesor chileno de hostelería en la Universidad Andrés Precioso. Es un formador reconocido a nivel nacional en internet hotelera, tiene más de veinte años en la industria y merced a su pasión con lo que hace, se ha abierto camino en el campo, lo que se refleja en todos y cada clase que da y dedicación, a fin de que sus pupilos sean geniales profesionales.

El profesor charló sobre sus experiencias en la industria hotelera y de qué manera decidió, entonces de su éxito, trasmitir sus conocimientos a las próximas generaciones. Asimismo compartió con nosotros su visión de los cambios que enfrentaremos los profesionales después de la pandemia.

Al comienzo de nuestra charla, nos contó por qué razón decidió dedicarse a la hostelería y después transformarse en enseñante. Pablo Losada afirmó: “Siempre deseé ser enseñante, mas primero debía tener experiencia.” Después de graduarse en la industria hotelera, tuvo su banquete, entonces trabajó -desde abajo- en la industria hotelera por más de quince años. Con el tiempo, brotó la ilusión apasionada de que estaba enseñando a las generaciones futuras, “Siempre estuvo latente, mas aún no he adquirido la experiencia profesional precisa. Mi moral profesional me ha probado que un buen profesor transmite los conocimientos adquiridos en la práctica y no solo en la teoría. Y cuando hice un viaje, supe que podía dar el próximo paso ”. Fue entonces cuando empezó a incorporarse al equipo enseñante de la Capacitad de Economía y Empresa de la Universidad Andrés Precioso, donde ejercita desde hace once años, lo que le apasiona.

En este contexto, brota la pregunta ¿Qué se precisa para ser parte de la industria hotelera?. Y en palabras del educador, hay mucho que estimar. Pablo explica que la hospitalidad es la base de todo servicio. “El profesional debe tener vocación de servicio, hacer que el huésped se sienta cómodo y asistirlo en todo cuanto necesite, con lo que sea flexible con los tiempos. Asimismo hay que tomar en consideración que siempre y en todo momento va a haber movimiento en el ambiente hotelero, gente de todos lados y una enorme pluralidad de etnias, pensamientos, idiomas y considerablemente más a lo que nos debemos amoldar ”. Su consejo es que sigas tu educación en distintas áreas.

La industria hotelera requiere múltiples habilidades para tener el perfil conveniente que aumente la calidad del negocio. Conforme Losada, hay que desarrollarse "al lado de una vocación" Habilidades blandas saber comunicarse con el usuario y producir un vínculo. Las habilidades lingüísticas (el conocimiento básico es el inglés) es esencial para interaccionar con los turistas extranjeros. Y un consejo que quizá no sea admitido por muchos, mas que es útil, es crear un diálogo estándar, traducido a un idioma, de las preguntas y contestaciones más habituales que brotan en nuestra vida rutinaria. No hay disculpas, tenemos acceso a la información para saber contestar en más de un idioma y esta herramienta es válida para prosperar nuestra calidad de contestación al usuario.

Sin embargo, ahora nos hallamos en un escenario absolutamente diferente, una pandemia que golpea al planeta y el turismo se ve muy perjudicado. Desde su punto de vista, los cambios en la industria hotelera van a ser un punto de inflexión. Estos incluyen “la reestructuración del mercado hotelero, tasas de ocupación en diferentes temporadas, protocolos, perfil del usuario, menor necesidad de personal y incremento de puestos de trabajo recónditos, si bien estos últimos pueden diferir dependiendo del puesto en tanto que la industria hotelera requiere presencia”. Todo esto puede dar temor, mas dice: "No es cuando tenemos el adiestramiento conveniente".

Te puede Interesar  ¿Cuándo regresan los cruceros a Jalisco luego de la pandemia COVID?

¿Y de qué sirve estar preparado si la situación no cambia?, asegura Pablo Losada que esto va a cambiar: “Creo que aún estamos en una fase de ajuste. Si bien tenemos una alta proporción de personas en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y no hay suficiente control, conseguir el efecto manada nos da esperanza. Nos atascaremos si esto sigue, sobre todo de pacto con los planes para la pandemia. Debemos aprovechar el instante para aprender y mudar conforme nuestra experiencia. Debemos amoldarnos a las circunstancias pasito a pasito y proseguir rigurosamente las medidas de las autoridades. Mas creo que esto se normalizará y todo volverá a la normalidad. Hay gente aguardando para irse. Viajar es ya una prioridad para muchos y la pandemia solo ha aumentado el deseo de hacerlo ".

Finalmente, una situación fundamental es examinar de qué manera afectó la pandemia a las diferentes empresas turísticas. Vemos, por servirnos de un ejemplo, que los hoteles tienen un enorme impacto, mas muchos aún soportan lo que no pasó con las agencias de viajes y nos preguntamos por qué razón.

Cuando se le preguntó sobre la perspectiva del profesor local, afirmó que “las agencias de viajes ya no son para todos, la gente busca por sí sola distintos servicios de alojamiento, entretenimiento y transporte y prefiere la senda directa. Otro factor a estimar es el perfil del viajero: dependiendo de su poder adquisitivo y edad, posiblemente vea a las agencias de viajes como un lujo que no es accesible para todos.

Por ejemplo, el joven turista europeo que desee venir a Chile seguramente adquirirá su billete y alojamiento a través de una plataforma web o bien redes sociales y procurará mismo actividades de entretenimiento. Por otra parte, un adulto con suficiente dinero en efectivo puede precisar una agencia que lo asista a planear ya antes, a lo largo de e inclusive después de su viaje.

La visión de un educador de este formato nos da una nueva perspectiva sobre la industria hotelera y su porvenir que debemos preparar. Cada palabra habla de la experiencia que ha tenido y nos enseña que trabajar en turismo no solo piensa en viajar, requiere vocación, compromiso y conocimiento en diferentes campos. A partir de ahora, como estudiantes de turismo, precisamos estar capacitados para lo que va a venir a corto y mediano plazo y trabajar duro para medrar profesionalmente y de esta manera contribuir a la compañía en la que tenemos la ocasión de trabajar.

PD Quiero dar las gracias al profesor Pablo Losada por tomarse el tiempo para contestar las preguntas de sus pupilos. Nos dio una perspectiva diferente y nos enseñó que el turismo y la hostelería no son simples, mas merece la pena cuando hay esmero y pasión.

Comentarios

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información