La crisis financiera internacional en el sector turístico

la crisis financiera internacional en el sector turistico

los impacto pesimista en el turismo franquista Desencadenadas por una serie de eventos de crisis, se vieron exacerbadas por la crisis económica y financiera que afectó a la capital mundial en 2008 y todavía se percibe en prácticamente todos los países.

Índice

    ¿Qué hicieron los gobiernos en presencia de el pánico financiero?

    Salvaste los bancos y solvencia monetaria inyectada por lo que los bancos podían prestar moneda a empresas y consumidores, pero estos últimos no. Los bancos han congelado el crédito a consumidores y empresas.

    A medida que la muchedumbre empezó a consumir menos, las empresas vendían menos y decidieron despedir a los trabajadores. Este fue el principio de la La gran Depresión.

    La crisis coetáneo

    A diferencia de episodios de crisis anteriores, el coetáneo tuvo una impacto internacional, principalmente por la globalización económica, tecnológica, social y cultural iniciada en la segunda parte del siglo XX.

    En cuanto al sector turístico, la Gran Recesión afectó a uno y otro destinos de alucinación maduros y emergentes. Los artículos fueron más fuertes que cualquier otra crisis; el descenso fue muy rápido y la recuperación poco más lenta de lo previsto inicialmente, aunque de ninguna modo comparable a las dificultades de crecimiento en otros sectores. Encima, tiene la característica exclusivo de que el detonante de la crisis es por primera vez independiente de los problemas relacionados con la seguridad.

    En comparación con otras crisis que afectaron al sector turístico, la "Gran Recesión" afectó a más países y ha estrecho el número de llegadas de turistas internacionales por una razón ajena, principalmente económica: los consumidores vieron disminuir sus oportunidades de peculio y recortaron sus gastos de asueto, ya sea por razones reales o por desconfianza en los mercados y por temor a perder su trabajo.

    A nivel regional, según la Ordenamiento Mundial del Turismo, los artículos de la crisis fueron los siguientes:

    1. Destinos de alucinación europeos: En comparación con el año precursor, 2009 registró una disminución tanto de las llegadas (5,6%) como de los ingresos (6,6%) por encima del valencia mundial. Las subregiones de Europa Central y Uruguayo fueron las más afectadas, lo que significa en términos de desempeño completo, ya que debemos memorar que estos destinos representan más de la parte de las llegadas globales.
    2. Región de Asia y el Pacífico: Disminución inferior al total: 1,7% en llegadas y 1,2% en ingresos. Destaca la caída de los ingresos en el sudeste oriental (7,2%).
    3. America: Las llegadas están disminuyendo un poco más que el total (4,7%), y los ingresos disminuyen significativamente (9,6%), especialmente en América del Ártico (11,9%). Los destinos sudamericanos obtuvieron mejores resultados, con llegadas e ingresos que cayeron un uno por ciento.
    4. África: La única región que no registró una caída en las llegadas a pesar de que sus ingresos cayeron un 6%.
    1. Oriente Medio: Igualmente registró una caída en las llegadas (5,4%) y los ingresos (3%), que no se recuperaron como se esperaba conveniente al inicio de la crisis de la Primavera Árabe.

    La crisis de las distintas agencias de viajes

    La recesión fue más notoria en unos canales de distribución turística que en otros, aunque en militar todos vieron la carestia de repensar sus estrategias y pegar valencia en la prisión de suministro.

    Te puede Interesar  Valparaíso de mi amor - Entorno Turístico

    Continuamos con su descomposición:

    1. Tour operadores y agencias de viajes: Perdieron su superioridad como coordinadores e intermediarios de los distintos fondos y servicios de productos turísticos que se ofrecen a los clientes. Su papel varió poco en sectores como el turismo de boato y los destinos exóticos. Por ejemplo, incluso en los meses más críticos de la crisis de 2009, las compañías de cruceros pudieron aumentar aún más sus reservas y ganancias de Internet en los países de origen de los turistas. El autor de peculio fue esencial para que el turista estuviera convencido de que podía mantenerse a sí mismo preparando y alquilando los distintos servicios. Sin bloqueo, esta nueva fórmula de disposición no debe subestimarse, que se ha convertido en una tendencia que no solo argumenta a una pregunta de precios. Prueba de ello es que los turoperadores y agentes de viajes se han metido en una querella de recortaduras de tarifas para defenderse en el mercado y, a pesar de sus mejores esfuerzos, esta táctica no les ha devuelto al protagonismo que tenían ayer de la crisis.
    2. Hoteles: La primera reacción de la industria hotelera a la caída de la ocupación fue la reducción de las tarifas de las habitaciones. Esta táctica ha ampliado aún más la brecha entre dos tendencias de mercado muy contrastadas en las que los grandes grupos hoteleros volcaron sus esperanzas de recuperación: el segmento de incorporación grado y el de bajo coste. Los hoteles del sector del boato sufrieron la crisis, ya que su principal categoría objetivo, los clientes empresariales, se sumergió en un cumplidor plan de límite de gastos. Las empresas han estrecho, e incluso suspendido, la frecuencia y duración de los viajes de negocios utilizando fórmulas alternativas para la realización de reuniones como la videoconferencia a través de Internet. El segmento de hoteles low cost, apartamentos turísticos, hostales y campings, por su parte, logró abastecer sus cifras positivas e incluso creció por encima de la media en el cuarto trimestre de 2008 en particular.
    3. transporte: La industria del transporte además ha sentido los artículos de la crisis financiera internacional. Por un flanco, el precio del combustible no ha dejado de subir; por otro flanco, la incapacidad de dosificar por parte de los consumidores les lleva a optar por destinos de alucinación más cercanos y económicos. La aviación fue sin duda uno de los mayores perdedores de esta crisis, ya que atrajo a numerosos actores interdependientes no solo del sector turístico sino además de otras industrias que sustentan muchos puestos de trabajo. Teniendo en cuenta el empleo indirecto e inducido, se estima que el sector de la aviación civil emplea a más de 15 millones de personas.

    .

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información