Paseos por el bosque: ¿cómo vestir a tus hijos?

Paseos por el bosque ¿como vestir a tus hijos

Los más pequeños precisan salir, correr, moverse y gozar al aire libre. Y a los mayores nos chifla verlos jugar con libertad en ambientes seguros. De ahí que, cuando pensamos en un plan familiar al aire libre, el bosque es siempre y en todo momento una enorme opción donde pasar tiempo en familia. Una travesía en la mitad de la naturaleza puede transformarse en el plan idóneo para todos.

¿Qué nos ponemos para salir al bosque?

Una excursión al bosque de las que merecen la pena hay que prepararla un tanto. Sobre todo, en lo concerniente al equipamiento de los más pequeños. A fin de que puedan gozar, y saber que están absolutamente seguros, deberíamos tener en el guardarropa de nuestras hijas abrigos de niña cómodos, calentitos y agradables. Sin olvidar, por supuesto, unas botas flexibles mas con una buena base que aíslen del frío y la humedad, y pantalones largos para resguardar sus piernas cuando haya que atravesar zonas de maleza. Esto es válido para la temporada del año que va desde el otoño a la primavera en tanto que, aun en temporadas de temperaturas temperadas, las zonas de bosque son húmedas y sombrías.

Los mejores recuerdos de la infancia

Una de las cosas que más les agrada a los pequeños es la naturaleza. Y no es nada extraño: la sensación de explorar un lugar nuevo lleno de vida y sorpresas es para prácticamente todos de los mejores recuerdos de nuestra niñez. Pasear por un bosque sin saber cuántos pequeños animales se marchan a cruzar en nuestro camino, escuchar a los pájaros, cruzar ríos y subirnos a los árboles lo hemos hecho prácticamente todos. Y ahora nos chifla hacerlo con nuestros hijos, ver de qué manera descubren los misterios de la naturaleza igual que hicimos nosotros; mas mejor pertrechados. Los abrigos de pequeña que podemos darles actualmente a nuestras hijas no guardan relación con la ropa que utilizabamos. Por fortuna para ellas.

Te puede Interesar  De safari por el Ecolodge Juan Solito

La seguridad de los pequeños es lo primero

Además de salir con la ropa conveniente para gozar lo máximo posible de la experiencia, a la hora de planear una excursión familiar al bosque, nos falta algo: las medidas de seguridad. Si bien el sitio, a priori, no suponga riesgo, es esencial tomar en consideración varias nociones básicas:

  • Horas de luz. Calcula el tiempo que te va a llevar la senda con pequeños y date el margen suficiente para poder regresar al vehículo de día. Si bien sea una cosa obvia, hay que tomar en consideración que en invierno anochece prontísimo y que el bosque no va a estar alumbrado.
  • Ropa de colores. Los abrigos para las pequeñas y los pequeños de colores vivos son una genial opción por si en algún instante los pequeños se paran o bien los perdemos de vista.
  • Zona famosa. Si conocemos la senda, mucho mejor, de esta forma evitaremos lugares peligrosos o bien bastante difíciles para los pequeños.
  • Cuidado con los ríos. Mejor eludir las temporadas del año en que bajan con mucho caudal por si hubiera zonas del camino anegadas.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información