Personas sordas y el turismo accesible

personas sordas y el turismo accesible

Me agradaría aprovechar esta ocasión para invitarlos a meditar sobre si estamos verdaderamente preparados a nivel del mundo para asegurar una accesibilidad total que incluya a todos y cada uno de los ámbitos en el instante en que entre en vigencia el servicio turístico.

¿Qué géneros de accesibilidad consideramos como motor de actividad, como distribuidor de turismo, agencia de viajes, hotelero, recepcionista en los aeropuertos e inclusive a lo largo de un guía turístico?

En general, un lugar que se considera libre de barreras tiene una persona en silla de ruedas en su logo: la normativa de edificación resalta rampas, medidas concretas en áreas sanitarias y elevadores para este conjunto de personas (en silla de ruedas), mas absolutamente nadie visualiza el otro lado de la calle. acceso sin barreras, personas sordas.

Un conjunto es tan esencial como el otro, la única diferencia es que en la mayor parte de lugares listos para percibir turistas, no se considera a las personas sordas ...

En mi caso en particular, soy guía de turismo en Argentina y este año hallé que aparte de educar inglés y portugués, para poder comunicarme con turistas extranjeros si es preciso, el idioma incluye tanto caracteres nacionales como internacionales; Hay un enorme porcentaje de personas sordas que gozan de viajar más de lo que imaginamos pasándolo bien como con cualquier otro visitante.

En Argentina hay EGITA (Escuela de Administración y también Innovación en Turismo Alcanzable)donde se ofrecen cursos de lenguaje de señales tanto a la comunidad por lo general como a las partes interesadas del turismo, su trabajo es derruir las barreras que se edifican en torno a las personas con discapacidad; una sociedad que no reconoce el desinterés por comunicarse con una persona sueca actúa como barrera para producir cualquier género de actividad.

Te puede Interesar  Marco Normativo del Turismo Rural

La misión de EGITA, aparte de introducir la lengua de signos, es ponernos como sociedad en la realidad por la que atraviesan las personas sordas: desde las cosas rutinarias, de qué manera adquirir, aprender o bien socializar, hasta el momento, en el que escogen una actividad que se puede efectuar. un pasatiempo o bien una actividad turística

Para ponerlos en una situación, imagina todo cuanto hace una persona con ganas de viajar, primero debe buscar un distribuidor, así sea un agente de viajes o bien el transportista de manera directa cuando llegan al sitio donde se hallan en el hotel o bien deben mudarse. en el piso, quedarse, buscar un distribuidor de comestibles y bebidas (bar, quitó, etc.) y entonces cualquier género de actividad que desee efectuar en el sitio que visita. En esta larga cadena de acciones que atravesamos en el momento de emprender un viaje, no acostumbra a haber más del veinte% de la plantilla con algún interés o bien capacitación anterior para poder comunicarse con una persona sueca.

Es nuestra misión como distribuidor de turismo, mas asimismo como sociedad, incluir por lo menos una introducción a la lengua de signos en la educación: esta es la mejor forma de imaginar que el turismo sea más accesible y contemplativo. Por servirnos de un ejemplo, incluir un intérprete con guías turísticos que pueda comunicarse con la persona sueca si no podemos o bien no sabemos.

Esta es una realidad que debemos imaginar a escala global para romper las barreras y fomentar verdaderamente un turismo más accesible, ¡un turismo para todos!

Comentarios

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información