Road trip por el sur del Perú: Disfrutando los paisajes

1632759768 510 Road trip por el sur del Peru Disfrutando los paisajes

En tiempos de pandemia, una de las opciones alternativas al turismo es a través del "Road trip" o bien road trip, por primera vez nos hemos arriesgado en un viaje de más de dos mil km desde Lima en el sur del Perú, precisamente hasta Cusco.

Ciertamente gozamos cada parada en nuestro viaje y fue gratificante ver de qué forma pasamos cada “meta” o bien urbe en nuestro recorrido. Primer día, de la ciudad de Lima a Ayacucho, segundo día de viaje de Ayacucho a Cusco. En el retorno de Apurimac a Nazca, el segundo día Nazca-Lima.

Con esta historia se prueba que es posible hacer turismo asimismo en tiempos de pandemia, instantes en los que exactamente este campo ha sido el más golpeado y está en nuestras manos contribuir a su reactivación, esta vez para dar sitio a muchas actividades conscientes y Turismo responsable. Aparte de compartir nuestra experiencia de viaje por carretera por medio de ciertos de los paisajes más preciosos del Perú, me agradaría animarte a que asimismo lo hagas, acá o bien donde vivas.

¡Nuestra aventura empieza acá!

Desde ya antes de la pandemia, mi pareja y yo soñamos con hacer un camino por Perú y vivir una aventura más en 4 ruedas. Ya en cuarentena, este encierro de más de 5 meses, fue la gota que llenó el vaso, y en el mes de septiembre nos afirmamos, nos marchamos en el último mes del año, ¡ya basta de sueños! Pizarra y fieltro en mano, anotamos todo cuanto pensábamos que debíamos traer: rueda de repuesto, herramientas, medicinas, conservas, sacos de dormir, ropa, en resumen nos preparamos poco a poco para la "guerra".

Ruta planeada Lima- Cusco.

Llegó el gran día, salimos de la ciudad de Lima el nueve de diciembre con rumbo a Ayacucho, serían en torno a 8 horas de viaje, mas fuimos a nuestro ritmo, gozando del curso y con ganas de conocer. Paseamos por la costa del Perú, al sur hasta Pisco y de ahí dimos la vuelta, el paisaje fue mudando, se fue poniendo más verde hasta llegar a Castigue. Lluvia alterna, e inclusive granizo, nos aproximamos poco a poco más a nuestro primer objetivo; la urbe de las iglesias.

Carretera ayacucho
Carretera Ayacucho.

Llegamos al hotel, que para esta ocasión era indispensable que tuviese garaje incluido en el costo del alojamiento. Nos acomodamos en general. Ya teníamos mucha apetito, conque fuimos a buscar provisiones, aprovechamos para reposar un rato y después prepararnos para pasear por el centro histórico de la urbe y gozar de su belleza colonial, su aura de misterio y gozar de lo menos que . creo que puedes conocer una iglesia.

Iglesia de Santo Domingo, Ayacucho
Iglesia de Santurrón Domingo, Ayacucho.

Una de los beneficios de hacer viaje en coche es que puedes tener tu tiempo de cierta forma, por eso decidimos quedarnos un día más en Ayacucho, a lo largo de el como gozamos de un precioso atardecer y las mejores vistas de la urbe desde el punto de vista "Acuchimay"; Esta vez decidimos tomar un taxi en vez de conducir y lo gozamos.

Vista de Ayacucho desde el mirador de Acuchimay
Vista de Ayacucho desde el mirador de Acuchimay.

Al día después y deseando quedarnos más tiempo, salimos cara Cusco, con escala en Abancay, capital del departamento de Apurimac, allá tuvimos el respectivo almuerzo; una mezcla de fideos abanquino con pollo a fuego lento, pimiento relleno y moraya (papa desecada al sol, procedimiento ancestral). Tras prácticamente doce horas llegamos a Cusco y si bien el camino está bastante accidentado gana la belleza, este es uno de esos instantes en los que te sientes intrascendente en frente de la majestuosidad de las montañas mas asimismo privilegiado de poder contemplar y sostenerte en tu Recuerda esos paisajes que te dejan sin aliento y solo deseas decir "Gracias".

Entrada a Abancay
Entrada a Abançay.

Ya en Cusco, urbe en la que siento que mi ser está repleto de energía y en la que no me canso de pasear por su centro histórico, apreciando sus murallas incas y calles adoquinadas, angostas mas cargadas de historia, y donde el sincretismo de muchos mundos premium. Hoy día, es bien sabido que fue una de las urbes más perjudicadas por la pandemia Covid-19; muchas posadas, restoranes, centros de artesanía, cerrados, poquísima gente en la plaza con respecto a otras temporadas. Indudablemente, le toca a las autoridades establecer medidas como ya lo han hecho, que estimulen a más nacionales a hacer turismo en su país mas de forma responsable, donde la seguridad, el respeto a los demás y su espacio.

Te puede Interesar  Deshielo de los glaciares: causas y consecuencias
Plaza de Armas del Cusco
Plaza de armas del Cuzco.
Plaza Regocijo, Cusco
Plaza Regocijo, Cusco.

Durante nuestra estancia en Cusco aprovechamos para visitar, con todas y cada una de las medidas de bioseguridad, nuestra familia, el cañón del Apurimac, el Val Sagrado y la fortaleza de Ollantaytambo, más impresionante que jamás.

Conejillo de Indias relleno.  Plato típico
Conejillo de Indias relleno. Plato habitual.

Ha llegado el instante más triste, el regreso, tras prácticamente un mes en la zona. El plan era partir el primer día cara Nazca; el segundo día en Ica, Paracas y por último en la ciudad de Lima. Salimos de Apurimac con rumbo a Nasca de madrugada a las tres a.m. pues anunciaron que habría una manifestación por unos 3 días, conque prácticamente escapamos. Traemos comida por si acaso; No obstante, fue una falsa alarma por lo que gozamos de la vista de la Reserva Nacional Pampa Galeras y comemos con nuestra candela (portador de comestibles), un paisaje desolado y también enorme que invita a quedarse; por supuesto, siempre y en todo momento llevamos la basura y nuestros desperdicios con nosotros. Proseguimos por la carretera, y si el paisaje de salida era bastante accidentado geográficamente, nos parecía considerablemente más, curvas de infarto, verdaderamente para conductores muy experimentados y un vehículo en perfecto estado; el más mínimo fallo y no contó esta historia. Mas con todo lo precedente, bellas vistas y un cambio radical en el escenario, hemos pasado de múltiples verdes a toda la paleta de colores cálidos.

Reserva Nacional Pampa Galeras
Reserva Nacional Pampa Galeras.

Finalmente, en la costa, procuramos habituarnos a pasar de una temperatura promedio de diez ° a treinta y uno °, el calor era prácticamente inaguantable, mas nada que un buen baño no pudiese eliminar. Llegamos a las dos de la tarde, conque aprovechamos para comer y descubrir los increíbles acueductos de Cantalloc, datan de los años doscientos - setecientos d.C. y son una muestra del gran ingenio de la cultura de Nazca para lograr agua del sótano asimismo en medio del desierto Visitamos el lugar arqueológico "Los paredones" que era un centro administrativo construido en adobe, todos muy cerca unos de otros y al que podíamos ingresar pagando un billete de S / diez equivalente a menos de tres USD.

En nuestro último día de viaje, salimos cara Lima y partimos en busca del mirador “María Reiche”; en honor a esta mujer de origen alemán, nacionalizada en Perú y que dedicó su vida a la busca de las líneas de Nazca; desde allá se pueden ver ciertos de los geoglifos; No obstante, debido a las medidas contra el covid-diecinueve, la entrada ahora está limitada. Mas eche una ojeada de cerca a la publicación sobre de qué forma puede ver múltiples imágenes y tener una mejor idea de estas maravillas.

Camino a Ica
Camino a Ica

Llegamos a Ica donde paramos para desayunar y relajarnos un tanto. Entonces nos dirigimos a Paracas que lleva el nombre de las tormentas de arena que ocurren en el desierto del mismo nombre. Estábamos un tanto titubeantes si deberíamos sencillamente hacer un recorrido por la urbe o bien entrar a la reserva. Nos dijimos: "¡estamos acá, nos marchamos a casa!" "; y créanme, fue la mejor resolución. Precioso paisaje yermo, bellas playas en las que no se dejan bañistas con el fin de conservar el ecosistema y además de esto debido a las limitaciones por la pandemia, ni tan siquiera se deja poner solo los pies, mas claramente merece la pena la tristeza; todo está señalizado; allá hallará restoranes y baños.

Ya en Paracas, nuestro "road trip" estaba prácticamente a su fin, todavía nos quedaban tres horas para llegar a Lima. Lo hicimos sin incidentes, merced a Dios. Claramente fue una forma diferente de viajar, que indudablemente aprendimos y gozamos en grande y evidentemente vamos a repetir.

Paracas
Paracas.

Si deseas hacer un "viaje por carretera", hazlo, no te arrepentirás. Va a ser una forma de contribuir a la reactivación del turismo en tu país con toda seguridad. Vive la experiencia, eso sí, ten presente que debes hacer repasar tu vehículo para eludir incidentes y / o bien accidentes; Si estás agotado tu mejor apuesta siempre y en todo momento es buscar un sitio para reposar, entonces continuar adelante y por último planear bien la senda, por suerte tenemos la tecnología a mano que nos va a ayudar a preguntar horarios y sendas.

Me agradaría saber qué piensas de mi historia y si dejo fuera algún detalle que te agradaría que te contase. Nos vemos en otro instante para compartir un tanto más de mis experiencias.

comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información