Ronda, la ciudad soñada de España: una descripción por un viajero romántico más

1630853970 Ronda la ciudad sonada de Espana una descripcion por un

España está llena de lugares que sencillamente te sorprenderán. Lugares que te intrigan y cautivan ahora. Por nombrar ciertos, tenemos la Plaza de España de Sevilla, la Sagrada Familia de Barna, ​​la Alhambra de Granada y la Gran Mezquita de Córdoba. No obstante, el día de hoy vengo a contaros un sitio que, quizá, Le Touriste no marcó en su lista de lugares para visitar, y quizá, Le Voyageur, en su inacabable busca del Ser, se alegra de localizar ciertos de su reflejo de luz sobre el imponente Pont Neuf en la increíble ciudad de Ronda.

Ronda es un ayuntamiento perteneciente a la comunidad de Andalucía, ubicado a unos cien quilómetros de la ciudad de Málaga. Y se puede decir y redactar mucho a este respecto. Además de esto, ya se hace desde hace muchos años. Por poner un ejemplo, en mil novecientos doce, el versista alemán Rainer Maria Rilke lo describió de la siguiente manera:

“… El fenómeno inigualable de esta ciudad, planteada sobre la masa de 2 rocas escarpadas y separada por el estrecho y profundo desfiladero del río, correspondería realmente bien a la imagen de esta otra ciudad revelada en los sueños. El espectáculo de esta ciudad es indescriptible […] Y ahí en el fondo, tal y como si hubiese recuperado su fuerza, la montaña pura vuelve a levantarse, cordillera tras cordillera, hasta formar la distancia más magnífica."

¿Qué se puede añadir a una descripción ya precisa?

Es una ciudad monumental. Lleno de casas señoriales, edificios religiosos, palacios, calles extrañas y preciosos paseos. Cada postal de recuerdo, así sea como recuerdo o bien a través de una fotografía, probablemente va a estar decorada con casas blancas, rosadas y amarillas, jardines de rosas, jazmines y geranios.

Ronda Nueva del casco viejo.

Ernest Hemingway lo afirmaría algún día:

"Ronda es el sitio para ir de luna de miel o bien con un> "

Y me afirmas, de qué forma no puedes tener razón, si en Ronda hallarás leyendas populares, lugares históricos, buen vino, buena comida y nada más que hacer que gozar del aire de la montaña y contemplar el atardecer. Ya te cuento que, siguiendo los pasos de Rainer Rilke, y de otros muchos viajantes románticos como Washington Irving, procuré por todas y cada una partes la ciudad de mis sueños y, como , la hallé en Ronda.

Ni que decir debe la postal más icónica de esta ciudad va a ser la que muestre el pasmante Tajo de Ronda -que naturalmente divide la ciudad en 2 partes- y El Puente de Ronda, que de forma surrealista deja unir lo histórico y lo moderno de la ciudad.

Puente de Ronda
Puente de Ronda.

El Tajo no tiene ningún compromiso con los guías. Lo miramos y podemos localizar en el fondo: temor, predicciones, poesía, energía, traición, inspiración, introspección y más. El escritor de España José María Peman nos contó que allá un cíclope procuró efectuar una cirugía en el planeta que entonces abandonó, dejando al paciente sin costura. Que te digo Puesto que en Tajo de Ronda las historias y la magia son infinitas. Asimismo afirman que Ronda es el único sitio donde llovizna, ¿te imaginas? Y hay días en que el viento sopla con tanta fuerza que hasta el puente llegan unas gotas de agua del río del fondo del Tajo. Magia pura.

Por otro lado, el Puente Nuevo de Ronda, con sus noventa y ocho metros de altura y ese inigualable efecto de mimesis que lo funde con exactamente el mismo corte, va a dejar a quien lo aprecie desde el fondo de la montaña el mejor recuerdo de un viaje. Lo vas a ver.

Aún recuerdo el preciso instante en que, siendo las dieciocho horas y 58 minutos, el sol decidió poner punto y final a la jornada y, entre 2 susurros, me solicitó que dejase atrás el pasado para poder mirar cara arriba. Bueno, en solo diez minutos en el puente nuevo, la ciudad de los sueños, se me presentó exactamente el mismo fuego que Prometeo birló en su día.

Y por supuesto, como habrás apreciado, no soy el primer viajero romántico al que Ronda le birló el corazón. Asimismo puedo decir que no voy a ser el último. El escritor viajero, Marqués de Custine, alrededor de mil ochocientos treinta parecía haber hablado por todos , y los que vendrían, cuando escribió:

“Toda mi vida, la vista de Ronda me perseguirá. Su puente, levitando entre el cielo y el averno, sus aguas abismales, sus montañas vidriadas de amarillento, y sus hombres asados ​​como su tierra: van a ser este recuerdo fabuloso de la alegría eterna de mis noches de vigilia ".

Por último, me dejaré parafrasear una vez más al gran José María Peman, que no podría haberse referido mejor a él, pues como sabemos, a los turistas se les afirma en cualquier ciudad, o bien en cualquier camino, que inevitablemente van a llegar "a la Catedral. "," En el Museo "," en el Mirador "," en la Plaza de Toros "; mas en Ronda existen muchas calles que deben llevar el cartel turístico como advertencia: “Al caos”. O bien como último recurso: “A la luz. Pues en Ronda existen muchos caminos que nos llevan a nosotros.

Por tanto, ha sido un enorme éxito haber encontrado Ronda, que resume todo cuanto quería: una ciudad que, entre caminos, letras y versistas, te deja descubrirla y descubrirte a ti.

Puente de Ronda 2
Puente de Ronda.
Andrés Agui-Ram en Ronda
Andrés Agui-Ram (autor de este artículo) en Ronda.

comentarios

comentarios

Te puede Interesar  ¿Cuáles son las habilidades necesarias para llevar una empresa turística?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información