Tipos de productos turísticos

tipos de productos turisticos

“Según la OMT (mil novecientos noventa y cuatro) el sistema turístico Es un Conjunto de elementos interconectados que evolucionan dinámicamente para configurar el tipo de actividad turística. "

Recomendación de lectura:

Tipos de productos turísticos o bien turísticos

El turismo no es un fenómeno estático, con lo que los diferentes productos turísticos o bien tipos de turismo brotan en función de la motivación, las actividades y el sitio donde se efectúan. Resalta lo siguiente:

Nuestra privilegiada situación geográfica y los más o menos ocho mil quilómetros de costa de este país lo transforman en un tiempo temperado. Esta es la primordial forma de turismo en las décadas de mil novecientos sesenta y mil novecientos setenta.

La mayor concentración de habitaciones de hotel se halla en las zonas ribereñas, resaltando Baleares, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

La denominación de geoturismo de la costa de España es la siguiente:

  • Rías Bajas: sector occidental de la costa gallega (Pontevedra).
  • Rías Altas: Costa norte de Galicia.
  • Costa Verde: Asturias.
  • Costa de Cantabria.
  • Bañera Costa.
  • Costa Brava: Gerona.
  • Costa Maresme / Garraf: Barna.
  • Costa Dorada: Al sur de Barcelona hasta la desembocadura del río Ebro.
  • Costa del Azahar: Castellón.
  • Costa de Valencia.
  • Orilla blanca: Alicante.
  • Costa Cálida: Costa de murcia.
  • Costa de Almería.
  • Costa Tropical: Costa de Granada.
  • CostA del Sol: málaga.
  • Costa de la Luz: Huelva
  • Islas Canarias
  • Baliaris

EJEMPLO

El hacinamiento de las costas

El caso de Torremolinos nos ayuda a entender el ciclo de vida de los destinos turísticos en tanto que es un caso de los polos turísticos de la Costa del Sol que pasaron de pueblos pesqueros que acogían a ciertos turistas aventureros a "complejos turísticos" en los años sesenta. padeció un intenso desarrollo que recibió a miles de turistas de "bultos organizados" en la década de los ochenta..

Durante estos veinte años de desarrollo, la mayor parte de los lugareños han descuidado sus profesiones tradicionales para buscar empleo en el turismo y campos similares. Esto asimismo significó que sus aldeas próximas a hoteles, restoranes y otras tiendas fueron descuidadas. Como era de aguardar, los dueños de tierras ribereñas que ya antes se consideraban inútiles estaban prestos a vender al mejor pujador.

El camino marítimo se ha transformado en el sitio más deseable para los operadores turísticos y las compañías inmobiliarias. Con el fin de dar cabida a la mayor cantidad de turistas posible cerca de la playa, se edificaron edificios de gran altura lo más densamente posible, y las regulaciones de planificación urbana que podrían haber eludido tal acumulación fomentando espacios más agradables fueron de relevancia secundaria así como las consideraciones económicas.

A mediados de la década de mil novecientos ochenta, Torremolinos, como otros muchos centros turísticos de la costa de España o bien de la isla de Mallorca, se había transformado en un destino de turismo de masas alimentado por los mercados del norte de Europa. La administración y control de la demanda se puso en manos de tour operadores internacionales que tenían acceso al mercado potencial y que conocían las necesidades de los clientes del servicio en sus respectivos países.

Los turistas, que prosiguieron los pasos de los escritores y viajantes del periodo de entreguerras, han sido sustituidos por un número creciente de turistas en busca de ambientes y costumbres familiares. Ciertos complejos turísticos empezaron a perder su carácter “español” al introducir comida inglesa o bien alemana, acompañada de programas de T.V. y música del país de origen de los turistas. Un número esencial de empresas, y bares particularmente, pasó a manos extranjeras..

En mil novecientos ochenta y nueve los núcleos turísticos de la Costa del Sol se vieron enfrentados a una estabilización o bien una caída de la demanda y entraron en una fase de estancamiento. No obstante, el punto preciso del cambio de fase no se puede determinar con precisión, en tanto que el modelo de ciclo de vida de destino es más una herramienta gráfica que no ofrece una solución.

Las conversaciones con los directivos de hoteles y otros profesionales del turismo en la Costa del Sol en mil novecientos noventa y dos ya mostraban signos de desmoralización frente a la caída de la demanda. La insistencia de los operadores turísticos en sostener el turismo de sol y playa a bajo costo forzó a los hoteleros a reducir costos y ofrecer un nivel de calidad con el que no estaban satisfechos.

Sin embargo, puesto que los operadores turísticos controlaban el acceso de los clientes del servicio y actuaban como un "cartel" en los complejos turísticos, el poder de negociación de los hoteleros individuales era casi inexistente.

Para fortalecer esta situación, ciertos hoteleros procuraron unir fuerzas para resistir los recortes de costes y acceder a mercados con mayor gasto. Mas en ese instante no les era posible sostener la coalición y existía el miedo de tener que transformarse en una subsidiaria del operador turístico. Los hoteleros españoles asimismo temían la entrada de cadenas hoteleras extranjeras que ampliaran su presencia en España.

Pero no todos y cada uno de los destinos turísticos españoles padecieron un declive a principios de los noventa: en ciertos lugares de la Costa Brava, por servirnos de un ejemplo, los ayuntamientos ejercitaron más control para eludir el hacinamiento y las edificaciones demasiado altos. Otras zonas ribereñas se salvaron del bum de la construcción por el hecho de que eran menos alcanzables, como el norte de Mallorca. No obstante, es esencial entender el proceso a través de el que el poder de los operadores turísticos contribuyó a la desaparición de ciertas zonas turísticas españolas.

Aunque asimismo han incidido otros factores (p. Ej., Subidas de costes en España y menores ingresos discrecionales en los mercados transmisores), la presión de los operadores turísticos en la fase de desarrollo ha provocado, sin ningún género de dudas, una masificación de los centros turísticos que ha provocado una reducción de la calidad de los producto turístico.

El turismo proseguirá siendo una industria fundamental en España. No obstante, el incremento de la competencia ha planteado retos esenciales. Primeramente, la necesidad de reposicionar España como un destino que ofrece no solo sol y playa a los turistas que adquieren bultos turísticos asequibles, sino más bien asimismo una extensa pluralidad de productos turísticos con ocasiones para el turismo cultural y urbano, el turismo de negocios, el deporte y el turismo. Turismo de aventura y "escapadas" entre otros muchos. Estos “productos” reflejan mejor la diversidad del paisaje y la cultura españoles y son interesantes para los nuevos mercados internacionales y el creciente mercado nacional.

  • Turismo cultural / monumental
Te puede Interesar  Los viajes de estudios en la formación de los estudiantes

La presencia de distintos asentamientos como romanos, iberos, celtas, etc. han moldeado nuestro paisaje a través de la arquitectura popular, fiestas, sendas de peregrinaje, etc. Por eso este género de turismo sea el gusto por acercarse al patrimonio histórico artístico.

España es el segundo país más grande del planeta en lo que se refiere a número de destinos turísticos clasificados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ciertos de son Las Medulas (León), Camino de Santiago, el yacimiento arqueológico de Mérida, la catedral de Burgos, el monasterio y el yacimiento de El Escorial.

Las Médulas del Bierzo

Dentro de este turismo son de suma importancia los diferentes museos de este país como el Prado, el Reina Sofía, el Museo Nacional de Estatua de Valladolid, etc.

Triángulo del arte de Madrid

  • Turismo de salud / bienestar

Las plantas de energía térmica se han amoldado a los nuevos tiempos con diferentes dispositivos, servicios y también instalaciones. Los llamados “spas” asimismo se han establecido en áreas urbanas y en hoteles de lujo para tratar enfermedades o bien sencillamente para relajarse del agobio rutinario. La diferencia entre un spa y un spa es que el spa tiene agua termal, al tiempo que el spa es un centro que hace tratamientos terapéuticos de agua, mas no son termales.

En España es de suma importancia para nuestra dieta mediterránea, creando diferentes espacios de suma importancia gastronómica y enológica.

Se relaciona con la práctica de una actividad deportiva. En los últimos tiempos se ha visto un notable incremento de este género de turismo debido a los gustos de los vecinos de las grandes urbes. Resaltan la nieve, la caza, la aventura, el golf, el turismo náutico, etc.

  • Turismo para ayuda humanitaria

Se fundamenta en la pretensión de trabajar juntos en proyectos sociales o bien con organizaciones no gubernativos para proyectos muy concretos.

Turismo rural en grutas. Resalta la zona de Granada.

Las excursiones se efectuarán en las urbes del patrimonio mundial.

Representa la visita a tumbas de arquitectos conocidos o bien donde están sepultados personajes conocidos.

Se fundamenta en ir a urbes donde los artículos se adquieren a buen costo o bien en exclusiva.

Está asociado con las costumbres y tradiciones de las personas.

Está asociado con sitios y sitios arqueológicos.

Se fundamenta en viajes y expediciones con fines de estudio (arqueología, botánica, etc.)

  • Turismo de estudio / formación

Está visitando diferentes urbes con el propósito de ampliar el conocimiento local (cocina, idiomas, etc.).

  • Enoturismo / enoturismo

Se trata de visitas a bodegas y degustación de vinos.

Debería conocer factorías y grandes edificios.

EJEMPLO

La transformación de la urbe de Lowell, Massachusetts

La localidad de Lowell fue fundada a inicios del siglo XIX en pleno desarrollo industrial y fue una de las más esenciales de su temporada. Usaron el movimiento del agua de ríos poderosos para desplazar los telares. Por lo tanto, en un caso así, se hallaban al lado de ríos anchos como el Merrimark y el Condor.

La crisis industrial del siglo veinte cerraría las factorías una a una y hundiría a la urbe en una profunda crisis económica. Muchos años después, a unos soñadores se les ocurrió la idea de usar el Patrimonio como una oferta turística que cuente y explique educativamente la manera de vida y producción de la temporada.

Con el tiempo, impulsarían un plan para conservar y reciclar todo el legado de Lowell. Se renovaron más de doscientos cincuenta edificios históricos, se renovaron numerosas factorías para empleo residencial y de electrodomésticos y se degradaron canales o bien canales que aun se techaron y solaron conforme se restauraron las superficies de las carreteras.

Lowell está prosperando de nuevo y ahora usa sus infraestructuras con fines turísticos.

Continuación...

Clasificacion de Turistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información