Turismo rural en el Perú, ¿mito o realidad?

Turismo rural en el Peru ¿mito o realidad

Para la mejora continua que persiguen quienes brindan recursos y servicios, así sean privados o públicos, primero se debe medir; solo entonces va a poder controlarse y más tarde mejorarse.

Y en la medida no hallé números oficiales Turismo rural en Perú. Solo definiciones que resaltan que es una actividad turística que se desarrolla en un ambiente rural visitado por los lugareños y como resultado, valora mágicamente sus costumbres, ritos y opiniones.

Desde dos mil cinco estoy de manera firme persuadido de que esta actividad, el turismo rural, es el medio para loretanos conseguir la independencia económica, teniendo en cuenta que la mayor parte vive en zonas rurales; y como resultado, se conseguiría una alfabetización conveniente, una completa seguridad de que los árboles están en pie más de lo que se talan y, evidentemente, una mejora substancial en su calidad de vida; donde se debe incluir un buen jergón y una ducha con agua caliente.

Las observaciones sobre la manera de charlar, contestar a tantas preguntas, contar sus historias, tocar sus instrumentos, entre otras peculiaridades de los peruanos en todo el Perú, me persuadieron todavía más que el turismo rural de la calidad de vida para prosperar una enorme mayoría de personas. Peruanos que no desean abandonar a sus costumbres, familias, tierras y fincas; mas asimismo los amaneceres y atardeceres y tantas bellezas escénicas que hacen que muchos lugares sean únicos pues sus habitantes son únicos.

Y hallé literatura de todo el planeta sobre definiciones de turismo rural. Y asimismo hallé y conocí experiencias fascinantes de prácticamente todos los países de Latinoamérica, donde los hermanos profesionales del turismo lo dieron todo por el desarrollo del turismo rural, o como se le llama en todos y cada uno de los países, entre ellos: turismo rural comunitario, experiencia turística, turismo indígena, Ecoturismo, turismo ecológico, viaje de aventura, Etc.

Por eso no vacilé en decir, al charlar con mis compañeros de viaje, amigos, estudiantes, compañeros, jefes e inclusive estudiantes de doctorado, que el turismo rural lo administran los gobiernos autonómicos y locales conforme las indicaciones del rector de la entidad. Aun deseé persuadir al gerente de una enorme cadena hotelera de que haría realmente bien la imagen del hotel de 5 estrellas para fomentar el desarrollo de los distribuidores de servicios de turismo rural.

Un amigo me preguntó últimamente, dueño de un hotel en una urbe esencial del Perú, ¿qué es el turismo rural? No tenía una contestación, y tampoco la tengo ahora.

¿Por qué razón no la realidad? Por el hecho de que para transformarse en realidad habría que medirlo. Y no hay un organismo público o privado, y mucho menos los distribuidores que reportan el número de huéspedes. Puede que, desde fines de dos mil diecisiete, la SUNAT (Superintendencia Nacional de Administración Aduanera y Tributaria) sostenga los registros oficiales de estos distribuidores desde el instante en que fue reconocida como distribuidora de alojamiento para turismo rural en sus modalidades de turismo rural comunitario, experiencia el turismo, el turismo de aventura y el turismo social producen ingresos; mas no el número de turistas. Y mientras que puedan, los dueños de estas tiendas los sostendrán en secreto. El miedo a la quiebra de la SUNAT es aun mayor que la necesidad de suministrar cifras reales, incluido el número de visitantes. Confío en que se pueda superar. La percepción "cucú" de cualquier corporación pública, incluyendo la SUNAT, ha de ser desterrada de la psique de quienes se dedican a la actividad económica en el Perú; Solo las economías con un elevado nivel de formalidad y, en consecuencia, una base impositiva elevada, dejan a los países lograr un desarrollo sustentable y una renta por cabeza suficiente a fin de que sus ciudadanos no vivan con la idea de emigrar.

Te puede Interesar  Vacaciones de abejas de miel en Eslovenia

Mientras no se infravaloren tanto las cantidades oficiales sobre turistas, residentes y extranjeros, el turismo rural proseguirá siendo un mito en mi opinión. No niego que exista. Lo que digo es que hay una clasificación de distribuidores de alojamiento reconocida por el MEF (Ministerio de Economía y Finanzas). Y como semejantes, deben figurar en el directorio oficial de establecimientos de alojamiento turístico.

Así como puede haber una larga lista de tipologías, oficiales o no, de prestadores de servicios turísticos (alojamiento, restoranes, guías de turismo, agencias de viajes, transporte turístico, etc.), asimismo existe la de demandantes. Son observados todos y cada uno de los días cada vez más tipologías. Con el "bum" gastronómico de. se expresa al límite Gaston Acuri, hay turistas extranjeros que solo vienen por el alimento. Prueban y vuelven. Mas asimismo están los que solo vienen a montar olas en Piura o surfear las playas de Miraflores. Ciertos que se quedan por un par de días y otros por meses. Y es suficiente con que se queden una noche, y no menos de un año, para ser considerados turistas.

Añado que los turistas asimismo son aquellos que vacacionan en sus casas de playa o en el campo en tanto que no son lugares de su vivienda diaria. Los llaman turistas de segunda vivienda. Y tampoco hay datos de ellos.

Comentarios

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información