¡Viaja siempre con la actitud correcta!

1628605994 ¡Viaja siempre con la actitud correcta

“Si rechazas la comida, ignoras la indumentaria, temes la religión y eludes a las personas, tal vez sea mejor que te quedes en casa”. – James Michener.

Y es que viajar puede parecer una actividad entretenida, fácil y al alcance de todos, no obstante, mencionando a ese viejo dicho: ¡no todo cuanto relumbra es oro! Mucho cuidado, todo planeta quiere una fotografía épica y también instangrameable en el Cañón del Sumidero por servirnos de un ejemplo o bien en la cima de la Peña de Bernal, mas no todo planeta está presto a sacrificar tiempo, recursos, confort y estabilidad para conseguir dichas hazañas. 

En muchas fotografías podemos observar sonrisas y también deducir dicha eterna por la parte de muchos viajantes, ¿mas siempre es de este modo? Lo cierto es que no. Viajar es una de las actividades que requiere grandes sacrificios, aunado a ello, se requieren grandes dosis de buena actitud; en caso contrario el viaje de nuestros sueños se puede transformar en una de las peores experiencias de la vida…

En mi experiencia como viajante he tenido la ocasión de viajar solo, en familia, con amigos y organizando múltiples viajes mediante nuestra Agencia, en ocasiones asimismo con compañeros, conocidos y completos ignotos. Todos los recorridos efectuados han dejado grandes experiencias y aprendizajes, no obstante, el factor común ha sido la actitud de los viajantes, ya antes, a lo largo del recorrido y prácticamente al cierre, así sea un tour corto o bien largo, la actitud determina el disfrute y el goce de una travesía por tantos lugares de nuestra República Mexicana.

“Detrás de la recompensa de una hermosa fotografía, hay un sacrificio efectuado con buena actitud” -David Téllez

No es suficiente hacer una planificación que contenga trayectos, costos, género de ropa, calzado o bien otro género de insumos… si no se viaja con la actitud adecuada, es mejor no hacer el viaje. Acá me dejo efectuar un paréntesis con la siguiente frase: “Viajar es una bestialidad. Te fuerza a confiar en extraños y a perder de vista todo cuanto te resulta familiar y agradable de tus amigos y casa. Estás todo el tiempo en desequilibrio. Nada es tuyo salvo lo más esencial: el aire, las horas de reposo, los sueños, el mar, el cielo” – Cesare Pavese.

Antes de emprender un recorrido es preciso que el viajante en potencia tenga presente que llegar a los sitios más retratados, a los lugares más deseados o bien a las estaciones que en automático te van a dar cientos de likes en las redes sociales, poseen múltiples obstáculos que los apartarán de esa visión innecesaria de los tours.

Llegar a los pies de las últimamente cerradas Cascadas Petrificadas de Hierve el Agua en el Estado de Oaxaca es una aventura, lo mismo para llegar a la base de la Catarata Velo de Novia en Chiapas o bien a la Cascada de “Eyipantla” en la zona de los Tuxtlas en Veracruz.

Hierve el Agua, Oaxaca.
Salto de Eyipantla en San Andrés Tuxtla, Veracruz
“Salto de Eyipantla”, descenso de doscientos cuarenta y cuatro peldaños. San Andrés Tuxtla, Veracruz.
Cascada Velo de novia en Chiapas
“Cascada Velo de novia” recorrido a pie de 2km más o menos. Chiapas.

Independientemente del transporte, viajar en sí es una actividad entretenida y por instantes agobiante, a veces deja algunos lujos y chances, mas siempre va a ser indispensable recorrer y vivir cada lugar con todos y cada uno de los sentidos y también insisto, con la actitud adecuada. Un tour con múltiples personas a lo largo de múltiples días puede ser una auténtica prueba definitiva, no solo para los viajantes, sino más bien además de esto para los organizadores. Jamás se va a poder llegar a cubrir el cien% las esperanzas de todos, jamás faltan protestas y detalles, el tiempo, la carretera, los lugares para comer, para dormir, los vuelos, los baños, las multitudes, las limitaciones y los reglamentos de cada sitio van a poder en alerta tus niveles de paciencia y la puesta en práctica de nuestras habilidades sociales.

Te puede Interesar  Valparaíso de mi amor - Entorno Turístico

Recuerdo un tour. diez horas de recorrido desde la urbe de Tehuacán, Puebla cara el Pueblo Mágico de Chiapa de Corzo; Sprinter de lujo; capacidad para veinte pasajeros; conductor enormemente calificado; paradas precisas para ir al baño, tomar el café o bien estirar las piernas; más de seiscientos ochenta quilómetros de recorrido… Los viajantes encantados por venir y conocer todos y cada uno de los tesoros naturales programados, el tour fue un vendaval de emociones y instantes increíbles, se forjaron nuevas amistades, comimos juntos, absolutamente nadie se queda atrás, todos al mismo ritmo y con exactamente las mismas convicciones, tal vez el viaje perfecto, salvo por mínimos detalles que jamás faltan y prácticamente siempre fuera del control de la programación original… Por contra un tour precedente con exactamente las mismas peculiaridades en lo que se refiere a recorrido fue totalmente diferente, ¿ya llegaremos?, ¿cuánto falta?, ¿eso comeremos?, ¿acá dormiremos?, ¿solamente esto es el Cañón del Sumidero?, ¿qué tiene de mágico San Cristóbal de las casas?…

No sabes si detestar o bien no a alguien hasta el momento en que efectúas un viaje con esa persona, afirman por ahí. El punto es que si no viajas con la expectativa de que puede pasar todo y a la vez nada, va a ser frustrante tu experiencia viajante, no importa si es un viaje de placer, de negocios, por estudios, familiar o bien por pura necesidad. Cambia de canal, escucha buena música, lee un buen libro, goza la película o bien el admira el paisaje y deja que el camino te enseñe…

Una vez entendido que viajar requiere buena actitud para el máximo disfrute, todos y cada uno de los viajes cortos, medianos y largos, en vehículo particular, en transporte público, por tierra, por mar o bien aire, van a ser siempre los mejores instantes de la vida, experiencias de diferentes colores, entretenidas, de aprendizajes significativos y de mucha trascendencia personal, espiritual y sensible. Y cierro con esta concluyentes oración sobre viajes y indudablemente una de mis favoritas: “Viajar es fatal para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente” – Mark Twain.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información