Viajando con la nueva normalidad

viajando con la nueva normalidad

Hace unos días, por último hice un viaje que había postergado desde mis cuarenta pues no me sentía cien por ciento seguro de que la situación estuviese verdaderamente bajo control, como compartieron muchos medios. Independientemente, decidí hacer este viaje para poder ver la situación de primera mano y formar mi opinión, en tanto que siempre y en todo momento he sido una persona para poder ver las pruebas ya antes de dar una opinión.

En primer sitio, debo decir que desde el momento en que adquirí mis billetes, la compañía aérea me había mandado instrucciones sobre lo esencial que no podía olvidar, y no me refiero a los anuncios. Habitual para líquidos mayores a cien ml no puede Suceden, mas para los nuevos elementos que se han vuelto imprescindibles desde hace meses, evidentemente hablo del gel antibacteriano y la máscara.

Mi vuelo era de Veracruz a Cancún. Para ponerlos en contexto, apenas llegas al aeropuerto de Veracruz, en la entrada, te toman la temperatura y examinan que tengas la mascarilla puesta apropiadamente. En caso contrario, se rechazará la entrada.

Más tarde entré a las instalaciones y me sorprendió agradablemente ver que todos y cada uno de los que estaban dentro estaban siguiendo las medidas de "distancia saludable". Con sinceridad, para mí fue una preocupación contestar el cuestionario "Identificación de factores de peligro en viajerosQue la Segregaría de Salud en cooperación con la Segregaría de Comunicaciones y Transportes y la Agencia Federal de Aviación Civil le soliciten que complete con el fin de monitorear el control de pasajeros y conseguir información temprana si es preciso. Mi situación era que la página tenía inconvenientes y no me dejaba llenar el documento, con lo que no tenía mi código QR que en general les doy cuando completan las preguntas para poder verlo en los diferentes filtros de seguridad. La buena nueva fue que tan pronto como entré pude ver una mesa con los cuestionarios de salud para los viajantes que seguramente asimismo padecían de contrariedades técnicas con el formulario.

El embarque fue suave mas lento (desventajas del nuevo viaje normal), aparte del hecho de que el vuelo estaba totalmente lleno y no había asientos vacíos como aguardaba debido a la 'emergencia sanitaria'. Fue triste ver que al final del viaje y aterrizaje la mayoría de los pasajeros se detuvieron inmediatamente y no lo hicieron moderadamente como habían indicado los auxiliares de vuelo ya antes de la parada del aeroplano.

Te puede Interesar  20 museos que puedes visitar desde casa

Las cosas en el destino estaban bien, por lo menos en los lugares que precisaba visitar: todos tenían filtros de entrada y salida en consecuencia. El único detalle fue que llevar una mascarilla en un sitio caluroso puede resultar incómodo debido a la sudoración, mas existen diferentes opciones alternativas para esto.

La experiencia de regreso fue un giro de trescientos sesenta ​​° en tanto que todo fue muy eficaz y veloz desde el ingreso al aeropuerto hasta el embarque, en todos y cada filtro que pasábamos nos solicitaban el cuestionario de salud y la mascarilla. Cuando subimos al aeroplano se ordenó y cuando aterrizamos en el aeropuerto de Veracruz en un caso así prosiguieron el protocolo para poder salir del aeroplano de forma apacible y regulada.

Debo mentar que en los dos sentidos la experiencia fue muy, muy diferente en tanto que pasé por las situaciones habituales por las que suelo pasar cuando viajo, mas ahora se han aumentado más factores de cuidado para mí y para los que me rodean.

En conclusión y para todas y cada una aquellas personas que deben viajar por un motivo esencial y no se sienten preparadas, les puedo decir que las medidas sanitarias se aplican de forma eficaz y aseguran totalmente su bienestar. Aunque es mejor decir que estás listo, me atreví a hacerte las próximas recomendaciones en tu viaje:

  • Lleva una mascarilla tirable que no sea de lona a fin de que puedas emplearla a lo largo de todo tu viaje y en el momento en que llegues a tu destino puedas deshacerte de ella y mudarla sin inconvenientes.
  • Comprueba anteriormente que el formulario de salud está apropiadamente cumplimentado, en tanto que los filtros de seguridad están atentísimos a fin de que la información presentada se corresponda con tu identificación y tu vuelo.
  • Cargue un tanto de gel antibacteriano en una pequeña pantalla a fin de que pueda tenerlo libre en todo instante a lo largo de su estancia en el aeropuerto.
  • Compruebe continuamente la luz COVI-diecinueve en su destino para descubrir qué debe hacer.

comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información