¿Viajar en tiempos sin precedentes?

viajar en tiempos sin precedentes

Durante los últimos días he recibido múltiples mensajes: "Mike, ¿sabes de qué manera está la situación (introduce el destino acá)?" De cualquier forma, la contestación fue "no"; no pues no lo sepa, sino más bien pues el contexto general es tan inestable que puede mudar de un instante a otro. De esta forma, en contraste a la pandemia, la inseguridad que estresa a los viajantes continúa incesante.

Ya sea por negocios o bien por placer, lo cierto es que a muchos de nosotros nos ha tocado la eventualidad. ¿La recomendación de los especialistas? "No anules hasta el último minuto". Y tienen razón: aguardar a saber de qué manera está la situación unos días ya antes de mudarse es la opción mejor.

Estoy pensando, por poner un ejemplo, en un viaje previsto para finales de mayo, cuyo vuelo internacional es parte de la política de devolución de la compañía aérea. No obstante, como el transporte interno está programado para las primeras semanas de junio, no tienen la posibilidad de mudar pues, creen, para entonces se va a haber levantado la contención precautoria. ¡Qué gran consuelo: no se pierde el vuelo internacional, mas se pierden los vuelos familiares y, con ellos, todo el alojamiento! No desesperes, mi querido viajero; un pecado Hermano mayor, acá cambian las reglas.

Sin anhelo de imitar a los que asistieron a "Las mañaneras", el número de contagios aumenta día tras día y las medidas que se toman para aplanar la curva limitan poco a poco más la movilidad. Él considera que como las fronteras podrían abrirse en junio, como proyectan los distribuidores de servicios, la fase tres o bien cuatro de la contingencia podría iniciar en torno a esas fechas; por ende, mudar su senda no va a ser un inconveniente.

Ahora, como le afirmé al tipo que deseaba estafarme en los vuelos hacia Tailandia: "El inconveniente no es que quisieses hurtarme, es que trataste de hurtarme mis sueños". Te comprendo, lo que está en juego son tus ilusiones, mas en este instante las apuestas son considerablemente más altas que lo invertido en tu aventura: están encima de la mesa tu salud, la de tus seres queridos y, junto con ella, la de toda la sociedad.

Te puede Interesar  Películas que te van a inspirar a viajar y conocer el mundo

Sé que has de estar pensando "claro, de qué manera no es tu viaje el que se pierde ...", mas lo es, pues si no es [el de] ahora será [el de] mañana (Timbiriche, mil novecientos ochenta y siete). Estamos en exactamente el mismo navío y limitar la movilidad es un paso que se toma pensando en ti y en mí. Imagínese lo asolador que ha de ser importar el virus a una comunidad. ¿Es evitarlo una parte de ser un turista responsable?

Viajar implica respeto, armonía, unidad. Estos instantes son para recargar baterías, conseguir información y planear. No veas el encierro como una imposición que nos aparta de nuestro destino. Los viajes son acontecimientos fantásticos llenos de avatares, retos, cambios y ajustes. ¿No es la cuarentena una parte de la aventura?

Recuerde que hacemos esto para probar la cocina tradicional de nuevo en una posada local, para sentarnos reposadamente a la sombra de un árbol mientras que aguardamos que se ponga el sol, para poder dar la mano de alguien que afablemente se detiene para asistirnos a localizar nuestro camino; a fin de que cuando todo esté restituido, podamos salir y sorprendernos, sin olvidar las lecciones aprendidas ni dejar de valorar lo que el día de hoy queremos y de lo que pronto vamos a salir favorecidos.

De vez en cuando, viajante. De vez en cuando…

comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información