Y tú, ¿por qué viajas?

Y tu ¿por que viajas

A lo largo de mis - no tantos - años de "haraganería", he identificado una pregunta que intriga a la gente: ¿por qué viajas? Pese a incontables razones, prefiero encogerme de hombros y hacerles sonreír.

Los motivos para embarcarse en la aventura son personales y no siempre y en toda circunstancia coinciden con los de un viaje precedente. Somos seres complejos y cambiantes: en ocasiones precisamos reposar, en ocasiones precisamos divertirnos; De cuando en cuando brota la necesidad de renovarnos, de huir de lo que fuimos y renacer de la nueva experiencia. Cualquiera que sean las razones, ciertas tan válidas como otras, emprender un viaje siempre y en toda circunstancia es un sueño hecho real.

Mi inspiración vino de películas como Indiana Jones y el templo de la perdición o lugares que han alterado el curso de la historia (Sachsenhausen, por poner un ejemplo). Decidir el próximo destino jamás ha sido bastante difícil, solo eche una ojeada en su bolsillo, revise el lista de deseosy acotar lo lejos que puedo llegar.

Como sabes, la inspiración y el dinero no son las únicas cosas que se precisan para despegar, el tiempo asimismo es un factor vital. Si bien viajé mucho a lo largo de mis estudios, mi condición actual de “Godín” no me deja viajar por el planeta tanto como me agradaría. No es que esté buscando pasar 6 meses "de mochilero" (sí), mas cuando menos 3 semanas me parecería apropiado. Resumiendo, no siempre y en toda circunstancia se gana y visitar ciertas urbes a lo largo de unos días es una experiencia que cariño.

Hablando de contrariedades, viajar es de las pocas actividades que no se vuelve más simple conforme gana experiencia: está repleto de retos e inclusive pérdidas. Estafas, latrocinios, trenes retrasados, confusión con el género de cambio, el mal del país… Mis aventuras de senderismo son algo que compartiré con mucho gusto con . Alerta de spoiler: al final, todo embota la dicha que viene de llegar a este sitio!

Te puede Interesar  Consideraciones generales de la empresa hotelera

Si deseo proseguir siendo sincero, mi inspiración asimismo viene de las canciones que me han acompañado en el camino. Así sea a lo largo del vuelo o bien dándome lámparas, son los que embellecen mi planeta.

Cuando juegas mi lista de reproducción Cierro los ojos y ahí estoy, pedaleando por el Báltico, tratando de absorber cada rayo de sol, deambulando sin rumbo tal y como si mi juventud fuera a perdurar por siempre. Vuelvo el semblante y asisto a la interpretación melancólica de un violinista de espaldas al Palacio Real de Madrid; Esta es la canción preferida de mi madre, esperemos estuviese acá ... En la mitad del deseo, sonrío repentinamente en ese instante en que, probando mole y mezcal, ¡nos hallamos bastante "felices" en las calles de Oaxaca! " ¡Soy , son mis motivaciones!

¿Comprendes ahora por qué es más simple encogerse de hombros y sonreír? Viajo pues me trae dicha, pues me abre la psique, pues es un respiro para proseguir conociéndome, pues me acerca a más amigos; pues escojo meditar que al final de mis días, extrañaré cada sabor, cada idioma, cada instante invertido en conocer el planeta. Viajo cuando y como puedo, sin preocupaciones ni restricciones. Viajo pues comprender nuestros orígenes me une más a ti, a quien ahora le pregunto: ¿por qué viajas?

comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información